Noticias

Marzo 9 Exhortan legisladores implementar acciones para reducir contaminación atmosférica en Ciudad Juárez

- Ocasionada por la industria ladrillera
En el Congreso del Estado se aprobó la iniciativa con carácter de acuerdo para realizar un exhorto a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología del Gobierno del Estado, para que en coordinación con la Dirección de Ecología del Ayuntamiento de Ciudad Juárez, se realicen las acciones necesarias para reducir la contaminación atmosférica ocasionada por la industria ladrillera en aquél municipio, y que en su caso, se apliquen las sanciones correspondientes.
El diputado Alejandro Gloria González, expuso en el Pleno Legislativo que las constantes contingencias atmosféricas que se presentan en los centros de población no solo afectan el medio ambiente, sino que tienen un impacto negativo en la salud de los habitantes; refirió que los planes municipales para evitar dichas contingencias, prevén la restricción de actividades artesanales o industriales que se realicen mediante la quema de materiales a cielo abierto, ya que provocan una alta emisión de sustancias contaminantes.
Exhibió que en Ciudad Juárez, la producción de ladrillo es una actividad que ha incrementado desde 1960 y en la actualidad existen cerca de 325 hornos productores de ladrillo que operan en el municipio; estos funcionan con la quema de residuos y, debido a la falta de vigilancia, utilizan como combustibles elementos altamente contaminantes, como basura, llantas usadas e incluso residuos de madera impregnados con resinas y sustancias altamente tóxicas, lo cual agrava la contaminación.
Mencionó que según información de la Dirección de Ecología Municipal, la zona sur oriente de dicha frontera es la más afectada por la polución, lo cual se comprueba con los índices que arroja la estación de monitoreo ubicada cerca de dicho sector, los cuales llegan a calificar la calidad del aire como mala o muy mala.
Consideró que esta situación requiere de atención inmediata por parte de la autoridad correspondiente, ya que los daños a la salud de la población son serios y no se cumple la reglamentación existente.