Noticias

Octubre 8 Piden a CONAGUA, JCAS y JMAS coordinen acciones para regular uso de acuíferos de Sauz-Encinas, Chihuahua- Sacramento y Tabaloapa-Aldama

Los integrantes de la Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso local, exhortaron al Ejecutivo Federal por medio de la Comisión Nacional de Agua, así como al Ejecutivo Estatal, para que realicen acciones necesarias de coordinación en lo que respecta a la vigilancia, inspección, sanción y clausura en su caso, de los aprovechamientos irregulares en los acuíferos de Sauz-Encinas, Chihuahua- Sacramento y Tabaloapa-Aldama.
Este Punto de Acuerdo de urgente resolución, fue presentado por el diputado Miguel Ángel Colunga del Grupo Parlamentario del Partido Morena, quien detalló que esto, se deberá de canalizar por medio de la Junta Central de Agua y Saneamiento, así como de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Chihuahua.
Mencionó que el agua es un bien del dominio público federal, vital, vulnerable y finito, con valor social, económico y ambiental, cuya preservación en cantidad, calidad y sustentabilidad, es tarea fundamental del Estado y de la sociedad, por lo que este asunto, se debe de tratar como prioridad de seguridad nacional.
“El Gobierno Federal y Estatal, deben velar por la atención de las necesidades de agua provenientes de la sociedad para su bienestar, de la economía para su desarrollo y del ambiente para su equilibrio y conservación; particularmente, la atención especial de dichas necesidades para la población marginada y menos favorecida económicamente”, declaró en tribuna.
Señaló que según el Artículo 5 de la Ley de Aguas Nacionales, el Ejecutivo Federal por medio de la Comisión Nacional de Aguas, promoverá la coordinación de los gobiernos de los estados y sus municipios, para salvaguardar este recurso natural y el fomento de la participación de los usuarios.
En este sentido, dijo que, con datos de la CONAGUA, dado a la sequía regional, la recarga vertical de los acuíferos de Sauz-Encinas, Chihuahua- Sacramento y Tabaloapa-Aldama, se ha mermado e impacta de manera directa a los habitantes de la región al no poder cubrir en su totalidad, las necesidades básicas y de las actividades económicas.
“Ya se presenta un abatimiento del nivel del agua subterránea, con lo que persiste el riesgo de que se agraven los efectos perjudiciales causados por la explotación intensiva, tales como la inutilización de pozos y el incremento de costos de bombeo, la disminución o desaparición de los manantiales, así como el deterioro de la calidad del agua subterránea”, apuntó el legislador.
Además, añadió que es necesario proteger los acuíferos que abastecen a la ciudad de Chihuahua de un significativo desequilibrio hídrico que pudiera llegar a afectar las actividades socioeconómicas que dependen del agua subterránea en esta región.
“El objetivo de la instalación de los Comités Técnicos de Aguas Subterráneas, es convertirse en una organización de usuarios autorregulada en el aprovechamiento de las aguas subterráneas con fines concretos de lograr un uso sustentable del recurso y sean duraderas en el tiempo”, concretó.
Por último, determinó que en el caso de Chihuahua se ha detectado el robo de este recurso por usuarios ilegales del mismo, es decir, usuarios distintos a los asignatarios, para usos diversos para los que fueron concesionados y sin el permiso de quien legalmente pudiera darlo.