Noticias

Octubre 29 Pide diputado Alejandro Gloria garantía de obras de reparación con cuotas justas para usuarios de la JMAS



H. CONGRESO DEL ESTADO.
PRESENTE.

El Suscrito, Alejandro Gloria González, en mi carácter de Diputado del Partido Verde Ecologista de México de la Sexagésima Sexta Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 169 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo y 76 fracción V del Reglamento Interior y de Prácticas Parlamentarias del Poder Legislativo, me permito someter a la consideración de esta Soberanía, iniciativa con carácter de Punto de Acuerdo, a fin de exhortar al Poder Ejecutivo del Estado a efecto de dar seguridad jurídica a los usuario de agua potable con medios de defensa más efectivos, y así también exhortar a la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Chihuahua, para garantizar las obras de reparación con cuotas justas para los usuarios:


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

“Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos…”

El artículo cuarto constitucional, tanto de la Carta Magna como de nuestra Constitución local, son muy claros en algo que todas las personas sabemos: Sin agua suficiente y salubre, no hay vida.

Hacer conciencia sobre el uso y cuidado del agua es difícil, es un recurso que vemos de forma común pero que realmente se encuentra en un vórtice de desperdicio, y por tanto, de escasez, que pone en riesgo nuestra seguridad como especie por la pérdida de recursos hidráulicos.

Lo alarmante es que no sólo la escasez del recurso es lo que pone en riesgo a las y los chihuahuenses, es también el tratamiento al público que dan las autoridades que operan dicho recurso lo que coloca a la ciudadanía en una situación de vulnerabilidad.

Al ser el recurso hidráulico tan fundamental para la vida diaria, así como de la industria, todas las personas estamos sujetas a priorizar el acceso a este recurso, aunque tengamos que pagar de manera indebida lo que se nos impone arbitrariamente en una dependencia.

En todo el Estado de Chihuahua los organismos operadores se han manejado conforme a su propia costumbre sin consideración de los usuarios, es decir, que poco les ha importado el bienestar de los usuarios; la muestra es sencilla: A nuestras oficinas llegan casi a diario solicitudes y ruegos de gestión social para conciliar los recibos del agua, en ocasiones son retrasos en el pago de los mismos usuarios, pero en muchos sucede un cobro indebido por desajustes en medidores que nunca son verificados, y a lo más que se llega es a un ajuste del recibo, en el que siempre se culpa al usuario.

A pequeña escala pareciera no ser tan relevante, pero cuando estos errores se convierten en hábitos despóticos de las instituciones contra la ciudadanía se entiende que es una vulneración arbitraria contra las personas, sólo porque pueden y la ciudadanía no cuenta con medios de defensa adecuados para hacer frente.

El problema surge desde la ley, pues lo correspondiente a la legalidad de las actuaciones de la autoridad en materia de agua y por tanto los medios de defensa de la ciudadanía ante dichos actos se resumen en los últimos 6 artículos de la Ley de Agua para el Estado de Chihuahua, del 87 al 93 para ser más específicos, y de hecho, la prioridad de la ley se encuentra en las infracciones más allá de dar recursos de defensa; en conclusión no hay una verificación de la validez ni de la legalidad de la actuación de las autoridades en materia de agua, por lo que resulta urgente instar al Ejecutivo Estatal para que expida el reglamento correspondiente con mayor claridad en los medios de defensa para usuarios, pues el proyecto de reglamento que actualmente se propone, denominado “Para los servicios públicos de agua y saneamiento del Estado de Chihuahua” es redundante con la ley y no aporta un medio de defensa técnico diferente a los administrativos sobre el consumo del agua, y por lo tanto deja a la deriva, la protección ciudadana. Urge entonces que se tome en consideración para la emisión final de dicho reglamento un marco legal con mayor protección a los usuarios de agua potable.

No obstante lo anterior, las vulneraciones a la ciudadanía no se minimizan o encierran únicamente en eso, también se traslada a la “Estructura Tarifaria de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Chihuahua para el Ejercicio Fiscal 2019”, donde se habla de permisos e incluso reparaciones hechas por personal el Organismo Operador, con costos de 900 pesos por metro cuadrado de zanja o más de dos mil pesos para la construcción de una caja para medidor, que claro está, no incluye materiales. Sumado a lo anterior el personal que realiza dichas obras, al usuario común suele aumentarle detalles costosos que además sólo puede realizar un número escaso de personas que llaman “fontaneros autorizados o certificados”, que en numerosas ocasiones realizan mal la obra sin ninguna clase de responsabilidad o garantía.

Esto es lo agravante del asunto, la reparación de una fuga por ejemplo, podría llegar a salir por cuotas y materiales en más de 5mil pesos, y en la mayoría de los casos hay que reabrir o volver a reparar, puesto que la Operadora no asume su responsabilidad en ningún trabajo de reparación.

De ahí este exhorto, que tiene la intención de instar al Ejecutivo Estatal para la elaboración de un Reglamento con mejores defensas para los usuarios, y para la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Chihuahua, para efectos de considerar los costes excesivos y desproporcionales de sus cuotas de reparaciones, para garantizar los trabajos y que se prevenga el desperdicio de agua y la afectación de los usuarios, y en ese tenor también, para ampliar el catálogo de personal autorizado para dichas instalaciones y reparaciones, a quienes se les debe exigir que actúen con ética y profesionalismo.

Son detalles que a las personas a diario les salen muy caros, que terminan por ser situaciones que restringen su derecho al acceso al agua potable, pues se debe vivir en un esquema que pone en la balanza tomar agua o someterse a las actitudes arbitrarias de las Operadoras.


Es por lo anteriormente expuesto que sometemos a consideración del Pleno el presente proyecto con carácter de:



ACUERDO

PRIMERO. La Sexagésima Sexta Legislatura del Honorable Congreso del Estado Libre y Soberano de Chihuahua, exhorta al Poder Ejecutivo para que revise los medios de defensa de los usuarios en la propuesta de Reglamento para los servicios públicos de agua y saneamiento del Estado de Chihuahua, lo anterior a efecto de mejorar los mecanismos técnicos


SEGUNDO. La Sexagésima Sexta Legislatura del Honorable Congreso del Estado Libre y Soberano de Chihuahua, exhorta a la Junta Municipal de Agua y Saneamiento de Chihuahua, para la verificación de la estructura tarifaria para el establecimiento de cuotas más proporcionales, así también como la revisión del personal y la garantía sobre las obras de reparaciones de tuberías.

TERCERO. Remítase copia del presente acuerdo así como de la iniciativa que le dio origen a las autoridades antes mencionadas.


Dado en el Salón de Sesiones del Poder Legislativo al día martes 29 de octubre del 2019.




ATENTAMENTE



DIP. ALEJANDRO GLORIA GONZÁLEZ
PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE MÉXICO