Noticias

Diciembre 21 Se pronuncia Congreso de Chihuahua en contra de apertura de compuertas de Presas Francisco I. Madero y la Boquilla


- Se determinó que esto pone en riesgo al sector rural en la entidad
Los integrantes de la Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso local, se pronunciaron en contra de las pretensiones de la Comisión Nacional del Agua, de abrir las compuertas de las Presas Francisco I. Madero y la Boquilla, para beneficiar a los Estados de Tamaulipas y Nuevo León, pues esto pone en riesgo al sector agrícola, piscícola, pecuario y minero de Chihuahua.
Este Punto de Acuerdo de urgente resolución, fue presentado por el presidente del Poder Legislativo, el diputado René Frías Bencomo, en representación de la totalidad de las fuerzas políticas y quien pidió reconocer el trabajo del diputado Omar Bazán Flores, promotor de esta iniciativa.
Detalló que el pasado 3 de junio, se presentó un acuerdo para exhortar a la Comisión del Agua y al Congreso de la Unión, a través del Senado de la República, para que en el ámbito de sus respectivas competencias para que tomaran acciones inmediatas a fin de replantear por el Consejo de la Cuenca del Río Bravo, para el cumplimiento del Tratado Internacional de Aguas de 1944, ya que dichas acciones van en detrimento de los productores, agrícolas y de la población del Estado.
De igual manera, se concretó un exhorto al Ejecutivo Federal, a través de la Comisión Nacional del Agua, a fin de suspender la intención de desfogar las presas La Boquilla y Francisco I. Madero, con el propósito de llevarse el agua al estado de Tamaulipas.
“Tal y como ya ha quedado claro, la problemática para el Estado de Chihuahua, con los acuerdos establecidos por el Consejo de la Cuenta del Río Bravo es que no son equitativos en el cumplimento del tratado del agua, ya que es el Estado el encargado de pagar el 55 por ciento del acuerdo internacional del agua de 1944”, reiteró ante el pleno.
Además, expresó que la situación afecta la disponibilidad del agua para el Estado de Chihuahua, y que aún así, pretenden alguna otra restricción a los productores o concesionarios, o bien el asignar el agua que corresponde al Estado a alguna otra Entidad Federativa.
Por último, citó al Artículo 4 de la Ley de Aguas Nacionales, mismo que menciona que el Ejecutivo Federal, por medio de la Comisión Nacional del Agua, es menester de que se abstenga de llevar a cabo cualquier acción que perjudique el agua asignada y refirió que esto se realiza cuando se use para distintos fines distintos al reconocido en los títulos de concesión.