Noticias

Enero 13 Posicionamiento de la diputada Marisela Terrazas respecto de acontecimientos en la escuela Cervantes de Torreón Coahuila

H. COMISIÓN PERMANENTE
CONGRESO DEL ESTADO
P R E S E N T E.-

La suscrita Diputada MARISELA TERRAZAS MUÑOZ, en representación del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, miembro de la Sexagésima Sexta Legislatura; en uso de la facultad que me confiere el artículo 40, fracción III, inciso a) de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, comparezco ante este Honorable Congreso del Estado de Chihuahua a presentar el posicionamiento respecto a los hechos sucedidos el pasado jueves en el Colegio Cervantes del estado de Coahuila.
POSICIONAMIENTO
Lo sucedido el pasado jueves en el Colegio Cervantes de Torreón, Coahuila en donde un adolescente acude a su escuela armado, mata a su maestra, causa heridas en algunos de sus compañeros y luego se suicida, sin duda es un acontecimiento que nos obliga a una profunda reflexión. Desde una perspectiva psicoeducativa en la que establecemos que el desarrollo humano y socioemocional de los niños depende completamente del contexto. Todo lo que se construye alrededor de los seres humanos se convierte en una pieza de rompecabezas que completa cada espacio de nuestras vidas. Valsiner y Leung en su libro: Transmisión cultural como un proceso de internalización co-constructivo afirman que todo desarrollo depende del contexto y, especialmente, que el desarrollo humano depende del contexto cultural o socio histórico. Es decir, somos un completo reflejo de lo que vivimos en nuestras comunidades.
Es imposible pensar que los niños están ajenos de los homicidios que se viven diariamente en el país, de las noticias de violencia, agresión y exclusión. Es difícil imaginar un desarrollo idóneo de la niñez mexicana en espacios donde se habla cada vez menos de valores en las escuelas, donde se tienen menos tiempo para conversar en familia y los políticos se preocupan más por gobernar individuos pero no por fortalecer instituciones y comunidades. Los contenidos en redes sociales, televisión y videojuegos sin supervisión y sin límite, cada vez comienzan a estar al alcance de los niños en edad temprana.

Lo sucedido la semana pasada en Torreón fortalece los argumentos sobre la importancia de la familia y la comunidad. La familia como institución principal dónde se promueva el amor, el respeto y las relaciones humanas sanas. La comunidad como el espacio donde se desarrollan a los ciudadanos que colaboran y se relacionan entre ellos. Ciudadanos que se preocupan por sus vecinos, que participan y se interesan por lo que pasa a su alrededor. Lo sucedido en Torreón nos pone a pensar sobre el sentido en que elaboramos nuestras leyes y la dirección que le damos a las políticas públicas. Actualmente generamos programas cada vez más sectorizados (para niños, para mujeres, para adultos mayores) sin pensar que cada individuo tiene una colaboración con el otro, construyen en su conjunto una comunidad que debe ser impulsada por gobernantes y líderes con enfoque familiar y colectivo. Es ahí donde está la prioridad para defender lo más importante que tenemos: las niñas y niños. Esta defensa se vuelve efectiva con marcos jurídicos que promuevan las responsabilidades de los padres en la educación de sus hijos, el compromiso de los maestros en la detección y apoyo en la omisión de cuidados por parte de las familias, y la imperante acción de las diversas instituciones gubernamentales por atender, proteger y promover a la familia y la comunidad como elementos claves para prevenir cualquier tipo de violencia.

Dice una vieja frase que cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar. Primero fue hace 3 años en Nuevo León, la semana pasada en Coahuila, no pensemos que Chihuahua puede estar exento de tragedias como esta. Un estado con altos índices de violencia, con tasas enormes de suicidios e indicadores extraordinarios de divorcios, violencia familiar, abuso infantil y violencia contra las mujeres. Como lo dije al principio, el contexto construye, y todo este contexto está construyendo a nuestras niñas y niños. El resultado probablemente no podrá ser diferente a éste. Cada vez que un niño o joven se suicida indica una falla de nosotros como comunidad, un error como relaciones humanas sanas en donde somos empáticos a los sentimientos de los demás.

Lo sucedido el jueves en Torreón es muy lamentable, nos duele a todos los mexicanos. Pero a nosotros como políticos chihuahuenses nos pone en alerta sobre la gran deuda que va dejando nuestro trabajo. Nos va mostrando lo mucho que hay por hacer para cuidar a nuestra infancia y sobre todo nos enseña el camino y las prioridades en las cuales debemos enfocarnos.

Como voz del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, una institución humanista, manifestamos nuestro pesar por los acontecimientos en la escuela Cervantes de Torreón Coahuila. Enviamos nuestras condolencias a los familiares de las víctimas y nos unimos a la tristeza de todos los mexicanos ante sucesos como estos.

ATENTAMENTE


Dip. Marisela Terrazas Muñoz


Dip. Jesús Villareal Macías Dip. Fernando Álvarez Monje

Dip. Jorge Carlos Soto Prieto

Dip. Miguel Francisco La Torre Sáenz


Dip. Blanca Gámez Gutiérrez
Dip. Carmen Rocío González Alonso


Dip. Jesús Alberto Valenciano García

Dip. Patricia Gloria Jurado Alonso


Dip. Luis Alberto Aguilar Lozoya

Dip. Georgina Alejandra Bujanda Ríos