Noticias

Marzo 30 Posicionamiento de la diputada Deyanira Ozaera en torno al feminicidio de Victoria Salazar

En asuntos generales de la Sesión Ordinaria virtual de la Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso de Chihuahua, la diputada del PT, Deyanira Ozaeta Díaz, presentó un posicionamiento en relación al feminicidio de Victoria Esperanza Salazar, por elementos municipales de Tulúm, Quintana Roo.

POSICIONAMIENTO DE LA DIPUTADA DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DEL TRABAJO, AMELIA DEYANIRA OZAETA DÍAZ, EN TORNO AL FEMINICIDIO DE VICTORIA ESPERANZA SALAZAR, POR ELEMENTOS MUNICIPALES DE TULÚM, QUINTANA ROO

"La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado se realizó de manera desproporcionada, inmoderada, y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima, lo que ocasionó una desaceleración con la rotación del cuello".

"Se identificó una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por ruptura de la primera y segunda vértebra, lo que provocó la pérdida de la vida de la víctima".

Estamos frente a un FEMINICIDIO, con todas sus letras. ¿Hay algo más fuerte que el feminicidio? Sí, que lo hayan cometido policías, esos quienes se supone están para cuidarnos.

Hartazgo, ira, enojo, dolor, tristeza, rabia…todas esas emociones pasan por nosotras las mujeres. Emociones que llevan años, décadas y hasta siglos en nosotras…y aún muchos hombres y mujeres se preguntan: ¿por qué las mujeres se manifiestan de esa manera, por qué no pueden pedir las cosas amablemente? Pues lo de siempre compañeras y compañeros: ES QUE NOS ESTÁN MATANDO.

Victoria, salvadoreña que, como muchos paisanos nuestros, salió de su país para mejorar las condiciones de vida de ella y sus hijas. Contaba con visa humanitaria, estaba legalmente en México, y de la noche a la mañana, fue truncada su vida por los “guardianes del orden”.

Nada justifica el comportamiento de estos elementos policiales, y nada la explica mejor que una carencia y desestimación de los derechos de las mujeres; la actuación de esos policías obedece a una falta de compromiso real y auténtica de las policías municipales, y no solo de Tulúm, sino de cientos y miles de municipios en todo el país, respecto a la capacitación de sus elementos con PERSPECTIVA DE GÉNERO.

La Ley sobre el Uso de la Fuerza, esta bien hecha, esta bien redactada, pero EVIDENTEMENTE, no se ha hecho lo suficiente para su correcta aplicación. Hasta existe un Protocolo del uso de la fuerza el cual contiene lineamientos específicos para el uso de la fuerza cuando de grupos vulnerables se trata, como este de nosotras las mujeres, pero duermen el sueño de los justos, como muchas otras leyes para proteger la vida de las mujeres.

Cero impunidad, esa es la demanda hoy, no solo a nivel nacional, sino internacional. Cero impunidad, esa que pedimos siempre, esa que argumentamos siempre, pero que siempre es negada o ignorada.

Durante 2019 se registraron en México mil 12 víctimas de feminicidio, dando lugar al inicio de 983 carpetas de investigación a nivel nacional. Este delito, considerado como la forma más extrema de violencia contra la mujer, ha incrementado de forma alarmante durante los últimos años. Entre 2015 y 2019 la tasa de crecimiento de víctimas de feminicidio fue del 137.6 por ciento.

La cifra de víctimas aumenta a 3 mil 834 mujeres, si se suman los homicidios de mujeres que no fueron tipificadas como feminicidio pero que murieron por hechos violentos.

Enuncio estos números no para impactarlos, sino para JUSTIFICAR que no se trata de hechos aislados, por si es que alguien así lo siga pensando.

¡ESTAMOS HARTAS DE QUE NOS MATEN!

¡ESTAMOS HARTAS DE QUE HASTA LOS POLICÍAS NOS MATEN!

Nos unimos a las voces de miles, de millones de mujeres pidiendo justicia para Victoria.

¡NI UNA MÁS!